Conforme pasan los años y nos volvemos más experimentados observamos que todos los inversores de éxito tienen sus propias estrategias de inversión. Gracias al método científico han diseñado una estrategia más o menos infalible a base de prueba error. Conociendo el porqué de los éxitos y aprendiendo de los fracasos.

Por eso, ya tienes que empezar a definir tus prioridades y a empezar a forjar tus estrategias de inversión, aquí tienes las principales que te servirán para modelar tus propias estrategias personales, pero te recomendamos que sigas pautas a la hora de tomar decisiones, te recomendamos leer esta web estrategiasdeinversion.top.

 

Tipos de estrategias de inversión online según sus clases.

 

En primer lugar, comenzaremos hablando acerca de los tipos de inversión online en base a las características temporales. Según estas podemos encontrarnos las de corto, medio y largo plazo:

El corto plazo se caracteriza por ser aquellas en la que la entrada y el cierre de las posiciones transcurre muy poco tiempo, es decir, de unos minutos a días. Normalmente, son operaciones muy arriesgadas por lo que se obtienen altas rentabilidades. Eso sí, son arriesgadas por lo que puedes perder mucho dinero, un ejemplo claro son las opciones binarias online.

En un plazo aún más corto encontramos el denominado Day Trading. Estas operaciones bursátiles se desarrollan en el mismo día, es una estrategia de inversión a cortísimo plazo. Esto permite inyectar liquidez al mercado.

En el medio plazo, es decir, que se dilatan unos días más que en el corto plazo para aprovechar las situaciones técnicas que se producen en el mercado. El mayor ejemplo es el swing trading. Estas operaciones son menos arriesgadas, y, por ende, la rentabilidad suele ser menor.

Por último, el largo plazo. Podríamos definir el largo plazo como operaciones muy dilatadas en el tiempo que pueden extenderse durante meses o años. Normalmente, se basan en el value investing. Es el ejemplo de Warren Buffet.

 

¿Cuál es la estrategia que más me conviene?

 

En primer lugar, señalar que no hay una estrategia predefinida para cada tipo de persona. No obstante, sí que podemos apreciar ciertos patrones que se suelen cumplir cuando realizamos un análisis más exhaustivo.

Por ejemplo, si acabas de empezar en el mundo de la bolsa no te recomendamos invertir en el corto plazo. Y es que, por regla general, especular sólo está al alcance de los profesionales. En segundo lugar, tampoco consideramos que sea tu lugar el largo plazo, ya que, si quieres desenvolverte con soltura, deberás de estar estar muchos años hasta que puedas aprender de tus errores. Ya que no los podrás apreciar desde el principio.

El medio plazo puede ser la mejor opción para ti. Éstas no son operaciones tan arriesgadas y la curva de aprendizaje será más asequible que en el largo plazo. Ya que, como hemos visto, en el largo plazo, estas operaciones se pueden dilatar incluso años.

Por último, has de recordar que, si inviertes en Forex o en CFDs, tienes que tener en cuenta que, si no estás bien informado ni cuentas con alguien que te asesore, puedes perder mucho dinero. Nuestro consejo siempre será estar bien formado y no cesar, el aprendizaje ha de ser continuo. Es la mejor manera de obtener beneficios, sabiendo donde invertir, cuando hacerlo y cómo hacerlo. En los mercados de valores nunca se deja de aprender, recuérdalo.