El negocio de la depilación

El negocio de la depilación

En el artículo de hoy abordaremos el tema de la depilación definitiva. Es decir. un tratamiento médico que disminuye el pelo para siempre o durante un largo periodo de tiempo. El cual consigue, casi en la totalidad de los casos, que el volumen de vello disminuya entre un 70 y un 98 por ciento y quedando los pocos pelos que puedan permanecer después de realizado el tratamiento muy debilitados. De forma que su apariencia es muy fina y decolorada, difícilmente perceptible si no se miran con detalle. En los últimos años es un negocio que ha crecido bastante ya que deja un gran margen. Y son muchas las empresas las que quieren coger tajada del enorme pastel que se reparte anualmente.

Los resultados que ofrece la depilación definitiva dependen de diversos factores. Factores como la edad, el sexo, cual sea el área a tratar, el color de piel y de pelo… Y, obviamente, la densidad de vello que presente la persona a tratar.

Los tratamientos anti-vello

En cualquier caso, resultan especialmente sorprendentes los tratamientos que se realizan con equipos láser de diodo. Ya que consiguen reducir drásticamente el volumen de vello desde las primeras sesiones. Consiguiendo una reducción de un 60% en muy pocas sesiones y llegando a ser del 90% en la octava sesión. En cuanto a la duración en el tiempo de estos resultados, lo habitual es que se prolonguen por más de dos años después de terminado el tratamiento.

Por tanto, para aquellas personas que buscan un sistema que termine con su vello no deseado de una forma permanente o a muy largo plazo, acudir a un centro de depilación especializado puede resultar de lo más interesante.

Y si estás pensando en montar una pyme, ya tienes una muy buena idea 🙂

Deja un comentario