No dejes que tus equipos se queden sin carga

Pilas

No dejes que tus equipos se queden sin carga

La energía eléctrica fue descubierta por el estudio de las leyes que la rigen como fenómeno físico, el cual pudo ser tratado científicamente a partir del siglo XVIII. Desde los griegos, hubo especulaciones y estudios que constituyeron grandes aportes para identificar y posteriormente controlar este fenómeno, hasta el siglo XVII y XVIII, cuando Otto Von Guericke, comienza a  experimentar la forma de generar electricidad, seguido por Stephen Gray, quien descubrió la conectividad.

Ha sido un largo recorrido, entre las primeras casas y plazas iluminadas por luz eléctrica y el mundo moderno en el que nos desenvolvemos, donde parece imposible vivir sin electricidad ya que se encuentra presente en todo lo que nos rodea, desde coches y aviones, hasta artefactos simples y de uso cotidiano.

La Pilas llegaron para quedarse  

Una de las invenciones más importantes fue la realizada por el físico italiano Alejandro Volta, quien desarrolló en el siglo XIX la pila voltaica, la cual antecedió a la pila eléctrica que, sin duda, vino a cambiar y simplificar nuestra vida. El invento de Volta se basó en convertir la energía química en energía eléctrica, estableciendo así las bases para la creación de las pilas modernos.

pila voltaica

En la actualidad las pilas son nuestras compañeras cotidianas en el día a día. Las usamos con los mandos de nuestro TV o Deco, con las cámaras fotográficas digitales, relojes de pared y mucho más. Aunado a esto, hay una tendencia mundial a estimular el uso de las pilas, como mecanismo para asegurar el uso responsable de la energía.

 Puedes escoger entre las convencionales o las recargables

Existe dos tipos de pilas, las convencionales y las recargables; las convencionales tienen un tiempo estipulado de vida, que puede durar entre las 5 y 10 horas dependiendo del uso que le demos y la marca de la pila; estas son descartables cuando su carga se acaba o su nivel de energía es débil. Son recomendables sólo si necesitas pilas ocasionalmente; pero cuando se trata de artefactos o dispositivos que utilizamos diariamente, no son las más idóneas, pues implica un desembolso continuo.

Si hacemos uso frecuente de las pilas y queremos ahorrar gastos, adquiriendo pilas de mayor durabilidad y rentabilidad, las recargables son la mejor opción, pues con una sola inversión consigues asegurar la energía necesaria para todos tus equipos. Puedes fácilmente recargarla desde la comodidad de tu hogar, mientras duermes o haces tus actividades cotidianas.

Es importante aclarar que las pilas recargables pueden recibir una nueva carga, pero no infinitamente. El límite de estas va a variar según el tipo y la marca. Hay dos tipos de pilas recargables, las pilas de Níquel Cadmio, que generalmente son mas económicas y fueron las primeras en salir al mercado mundial, las cuales sufren de algo llamado efecto memoria, que no le permite completar la recarga en su 100%. Además de esto, el material con que se elabora es un elemento tóxico que puede contaminar el medio ambiente.

Las pilas de Níquel Metal Hidreto son más modernas, digamos que en ella se corrigieron los errores o deficiencias de las pilas de níquel cadmio, por lo cual tienen un costo superior al de las otras pilas recargables, aun cuando siguen siendo asequibles. Estas pilas de níquel Metal Hidreto que reciben más recargas, tienen mayor capacidad, durabilidad, son menos contaminantes que sus predecesoras y, por supuesto, están exentas del efecto memoria.

Ten presente que no podrás recargar una pila de este tipo sin un cargador de baterías para pilas. Un cargador es una herramienta súper útil que te facilita la vida, pues te permite hacer tus recargas en cualquier momento y lugar donde te encuentres; los hay de 2, 4 y hasta 8 espacios para colocar tus pilas. Su costo es realmente muy bajo, oscila entre los 13 y 19 euros, si lo comparas con la inversión que harías comprando pilas convencionales cada vez que se te agotan.

Es fundamental saber escoger la marca, el modelo y el tipo, para asegurarnos de adquirir un producto eficiente. Para obtener información precisa y útil sobre cargadores de pilas puedes ingresar en www.cargadorbaterias.com, una de las pocas páginas de la web que te suministra información veraz y útil sobre cargadores de baterías, y a los mejores precios.

¿Cómo utilizarlo? Si tu cargador es de sensor, sólo debes conectarlo en la corriente hasta que el cargador te indique mediante una luz de advertencia que la batería tiene la carga suficiente. Si tu cargador no es de sensor, no tendrás la ayuda de la luz, por lo cual tendrás que estar atento del número de horas de recarga propuesto en el manual de tu cargador, según el tipo de pila.

Los ciclos de carga pueden variar según el cargador; por ejemplo, si el cargador de pilas recargables es estándar, el ciclo de carga podría durar entre 8 y 10 horas; si por el contrario tienes un cargador de carga rápida, tendrás tu pila cargada en un periodo de 3 a 5 horas máximo. Recuerda también que existen cargadores para pilas AA, AAA y universales, los cuales podrían cargar ambos tipos de pilas A.

Pilas

Para utilizar nuestros equipos diariamente te aconsejamos utilizar este tipo de pilas recargables, las cuales, como puedes ver son de fácil descarga, adquiere tu cargador de baterías y listo. Prepárate a disfrutar de la energía de manera responsable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *