Vuelven las gafas de colores: Un negocio millonario

Vuelven las gafas de colores: Un negocio millonario

Las gafas de colores se han convertido en un negocio millonario: en 2015, se produjo un incremento del 4,7% con una facturación de mil 600 millones de euros. Diversos estudios de mercado, han demostrado que esta sorprendente cifra se deriva de la necesidad que tiene la población española de protegerse de los rayos UVA, por ello, estos productos se ha convertido en tendencia, además son muy atractivos.

Indicadores del crecimiento de las gafas de colores

Esto ha producido un cambio en el consumidor, creando de esta forma un hábito de consumo que ha ayudado también a esas marcas que solo se dedican al mercado de la óptica. Por ello, cualquiera que esté empapado acerca de este sector conoce firmas como Illestevao Thierry Lasry, que veden sus gafas de colores a un precio semejante al de las marcas posicionadas.

Otro factor que ha contribuido con el crecimiento de este sector, son las tiendas online y firmas low cost, impulsado las ventas de las gafas de colores en el mercado de Reino Unido.  Una empresa que ha resultado muy beneficiada en los últimos años es Luxottica, que aumentó sus ventas en un 2,5% hasta alcanzar los 2.260 millones.

Por otro lado, el anuncio que en 2014 realizó el gigante del lujo Kering (antes PPR), es uno de los más importantes indicadores del crecimiento de las ventas de  gafas de colores. En la notificación el grupo de empresas reunió marcas consolidadas como Bottega Veneta, Saint Laurent, Gucci, Puma, entre otras, tomando las riendas de su negocio y controlando toda su cadena de valor añadido. Esto trajo como consecuencia, que el volumen de negocio de las marcas del grupo arribara a los 350 millones de euros.

“Los niños” de las gafas de colores

Pero la referencia más sobresaliente en España de que este es un negocio millonario, es la marca Northweek Sunglasses, que fue fundada por los jóvenes Álex Huertas y Héctor Rey, conocidos como “los niños” de las gafas de colores, que en su primer año de vida (2012) lograron vender 25.000 gafas.

Luego, en el año siguiente vendieron más de 150 mil gafas y en 2014 terminaron facturando más de 2 millones de euros. Todas estas ventas fueron distribuidas a través de Internet con envíos a escala mundial y por medio de sus 300 puntos de venta oficiales, registrando incluso una buena acogida en Italia, Francia y Alemania.

El éxito de “los niños” de las gafas de colores se debe a su modelo de negocio sencillo y eficiente, basado en ofrecer –vía online- productos de óptica personalizables con colores exclusivos, de buena calidad y a buen precio.

Dado a los resultados que están obteniendo firmas como Northweek Sunglasses dentro del territorio nacional y a nivel internacional, los especialistas han catalogado a este sector como un negocio millonario.

 

 

Deja un comentario